Concept Peugeot Exalt: una nueva edición para el Salón de París | Multimedia Peugeot España

Concept Peugeot Exalt: una nueva edición para el Salón de París

download-pdf
download-image
download-all
Jue, 04/09/2014 - 12:44


- Peugeot presenta en el Salón de París una nueva propuesta de su concept car Exalt, que destaca por sus materiales inéditos e innovadores

- El uso de materias primas, la utilización de proveedores locales y la presencia de elementos reciclados reflejan la eficiencia del Exalt

- El Peugeot Exalt ahonda en el concepto de movilidad total: en el piso de su maletero alberga el HYbrid-kick, un moderno patinete eléctrico

 

Peugeot presenta en el Salón de París el concept car Exalt con una nueva propuesta de materiales. La carrocería se distingue por el degradado gris entre el acero en bruto que conforma sus volúmenes y el Shark Skin que la viste. Ambos elementos se separan mediante un corte limpio. A bordo, el Newspaper Wood cambia su color habitual por el asalmonado de las páginas de economía de los grandes periódicos.

El portón, con una cinemática innovadora, permite acceder al HYbrid-kick: un moderno patinete eléctrico perfectamente integrado en el piso del maletero.

Visión extrema de una berlina deportiva, el concept Exalt sigue el camino iniciado en 2012 por el concept Onyx en lo que respecta a materiales: uso equilibrado, proveedores locales, elementos surgidos del reciclaje…

Esta obra de arte del movimiento está propulsada por un sistema de tracción HYbrid4 de gasolina que desarrolla 340 CV.

 

“Los 125 años de historia automovilística de Peugeot están repletos de coches que marcaron época. Con el concept Exalt, la Marca confirma sus ambiciones y escribe una página nueva avanzando de manera decidida y con confianza”.

Maxime Picat, Director General de Peugeot.

La berlina dinámica

Con sus líneas agresivas y atléticas, el Exalt pone de manifiesto el diseño Peugeot en su máxima expresión. Reposando sobre unas vías anchas y unos poderosos pasos de rueda, esta berlina de cinco puertas expresa su diseño en una longitud de 4,70 m. La mezcla de superficies planas y cortes limpios combina fiereza y dulzura.

El Exalt apuesta por la radicalidad y suprime todo material superfluo conservando solo lo realmente útil. Todo en él está creado con materiales cuidadosamente seleccionados con la eficiencia como objetivo.

“El Peugeot Exalt tiene una línea atlética, potente y agresiva que combina con materiales innovadores. Su habitáculo, compuesto de elementos naturales, está orientado al confort y a una conducción instintiva. Innova para hacer del concepto de berlina algo todavía más deseable y polivalente, sobre todo gracias a su portón de revolucionaria cinemática que da acceso a un gran maletero”.

Pierre Paul Mattei, responsable del diseño del Peugeot Exalt.

En homenaje al diseño automovilístico francés de los años 1920 y 1930, la carrocería en acero en bruto está esculpida manualmente por un maestro chapista.

Se trata de una pieza única que reinterpreta los códigos históricos que han definido la pasión por el automóvil: líneas perfiladas y dinámicas, una cintura elevada, un parabrisas inclinado, un techo bajo (apenas 1,31 m.), un perfil estilizado que da lugar a un habitáculo espacioso, unos flancos fuertemente redondeados sobre unos bajos de caja en fibra de basalto y llantas de 20 pulgadas.

El largo capó nace en un frontal particularmente expresivo donde las ópticas dobles, pegadas al paragolpe, crean la firma luminosa que define a la Marca. En el centro, la potente parrilla emerge de la carrocería y da realce al símbolo del León. En la parte inferior, el flujo de aire que alimenta el motor queda cortado por dos estiletes donde se alojan los intermitentes LED.  

Para mejorar el coeficiente de penetración aerodinámica, el Exalt viste su parte trasera con el tejido Shark Skin. Gracias a su estructura técnica granulada, este material nacido del biomimetismo mejora sensiblemente la capacidad aerodinámica del vehículo con el objetivo de reducir su consumo. Su presencia destaca mediante un corte limpio que define el paso entre la puerta trasera y el montante posterior. Esta transición se realiza con una degradada de tonos que combina el aspecto natural del acero en bruto con el color gris del Shark Skin. Tras la versión presentada en Pekín, este tratamiento ilustra un nuevo contraste de este efecto.

Este material, junto a otros elementos como el difusor de aire trasero, la curvatura del techo o los perfilados retrovisores, contribuye al rendimiento aerodinámico del Exalt con un SCx de 0,6.

Con esta destacable aerodinámica, la huella que el Exalt deja en su entorno es esencialmente visual: una banda horizontal en el alerón trasero marca la anchura del coche y da volumen a la firma luminosa.

“Con el Exalt, Peugeot desvela su visión de la berlina, que asocia diseño atractivo y polivalencia. Estas apuestas radicales y sus cualidades le convierten en un coche deseable desde el primer golpe de vista”.

Gilles Vidal, director de diseño de Peugeot.

 

El Peugeot Exalt proporciona una polivalencia inédita en una berlina. El portón trasero tiene una innovadora cinemática en elevación. Esta arquitectura permite una apertura máxima en un volumen exterior reducido, y al ser motorizada descubre un umbral de carga bajo que permite acceder al concept HYbrid-kick.

Situado sobre el piso del maletero, este patinete eléctrico plegable es el complemento ideal para la movilidad de último kilómetro. Su uso aporta fluidez a los desplazamientos urbanos.

“Peugeot es un actor único en el mercado con sus gamas de dos, tres y cuatro ruedas. La incorporación de un patinete eléctrico a nuestro concept Exalt demuestra la capacidad de la Marca de proporcionar soluciones integradas e innovadoras para la movilidad del último kilómetro”.

Xavier Peugeot, director de producto de Peugeot.

La conducción instintiva

“El universo de la música me inspiró en el diseño de este concept. La armonía es un elemento fundamental en el mismo. Las notas se mezclan para crear una partitura que emerge de lo más profundo. Así es como tradición y tecnología se funden en el Exalt. Y en el Peugeot i-Cockpit, la instrumentación elevada digital convive con las Toggle Switches. El resultado es puro y atemporal”.

Alessandro Riga, diseñador del interior del Peugeot Exalt.

El Peugeot i-Cockpit proporciona una intensa experiencia de conducción dirigida al placer. El volante compacto, forrado de cuero y de tejido chiné, y la instrumentación digital elevada están situados en el eje de visión del conductor para una conducción y una lectura de la información intuitivas. En la prolongación de la consola central, dos pantallas táctiles escamoteables emergen del salpicadero. La pantalla superior da acceso a funciones como el ordenador de a bordo, el sistema Hi-Fi o el navegador. La segunda pantalla presenta una banda visible de manera permanente para controlar la climatización automática y el sistema Pure Blue.

En el salpicadero encontramos nueve Toggle Switches que, por su diseño, recuerdan al mundo de la música. Están repartidas en dos grupos: dos a la izquierda del volante y siete a la derecha. Este reparto se ha elegido de acuerdo con la capacidad del cerebro humano de memorizar hasta siete elementos, tanto en su posición como en su función. Además, el conductor tiene la posibilidad de asignar a cada una de las Toggle Switches las funciones que desee: acceso al navegador a una de ellas, ordenador de a bordo a otra, etc.

Asimismo, se puede configurar una de las Toggle Switches para la activación del sistema de luz negra. Integrada en los faros, esta tecnología es particularmente eficaz en las transiciones del día a la noche. La conducción se convierte en segura y confortable en condiciones de visibilidad precaria, ya que este tipo de iluminación permite que destaquen las señales viales en la calzada.

Para el bienestar de sus ocupantes, el Peugeot Exalt equipa un innovador procedimiento de tratamiento del aire llamado Pure Blue. En parado, y cuando el vehículo no está ocupado, Pure Blue purifica las superficies del habitáculo mediante la difusión de bactericidas y fungicidas. Desde que el vehículo se pone en marcha, un filtro activo trata el aire antes de su entrada al habitáculo eliminando los compuestos orgánicos volátiles y las partículas finas. Los ocupantes viajan así en toda circunstancia en una atmósfera pura.

Una concepción visionaria

“El Peugeot Exalt está compuesto de materias brutas naturales combinadas con materiales innovadores y eficientes. La idea es recubrir el vehículo y su habitáculo de manera útil e inteligente, con el objetivo permanente de optimizar la conformación de cada elemento para ahorrar en materiales y reducir los desechos. Esta elaboración responsable se aplica también a la provisión local de los materiales como el ébano asiático, utilizado en China y sustituido en Europa por el Newspaper Wood”.

Sophie Gazeau, diseñadora de colores y materiales del Peugeot Exalt.

El Peugeot Exalt continúa el camino iniciado por el concept Onyx en 2012. En lo relativo al trabajo realizado en la carrocería, el acero se emplea en bruto para permitir que sea el material el que se exprese en las líneas del vehículo. Las piezas de fundición, como las llantas, se conservan también en este estado para que exhiban el dibujo dejado en su superficie por la herramienta de fresado.

En el interior, este acero se mantiene desnudo en todos aquellos puntos en los que no entra en contacto con el cuerpo de los cuatro ocupantes. A la altura de los codos y en las zonas de apoyo de los brazos, el Peugeot Exalt se viste con una madera de tonos cálidos. A partir de la línea inferior de los cristales, ésta cede su lugar a un tejido chiné a base de lana natural que tapiza las contrapuertas, el salpicadero y el techo. Entre ambos materiales, una banda realizada mediante impresión 3D disimula las fuentes del sistema Hi-Fi. Su estructura se inspira en las cámaras anecoicas donde los diedros de las paredes reducen las perturbaciones acústicas.

A bordo del Peugeot Exalt cada ocupante recibe una acogida perfecta, tanto conductor como cualquiera de los pasajeros. Los asientos baquet con estructura de material compuesto combinan banquetas y respaldos en tejido chiné con cuero en las zonas laterales.

El tejido y el cuero se producen mediante un proceso que optimiza la gestión de los recursos. Para evitar los cortes y los desechos, al tejido se le da forma mediante pinzas. Este proceso simple se inspira en el que llevan a cabo los grandes talleres de costura de trajes masculinos. De este modo, se obtienen superficies con pliegues limpios y sin costuras.
Scroll